hambre

“Debí viajar, distraer los encantamientos ensamblados sobre mi cerebro. Sobre el mar, que yo amaba como si él debiera limpiar mis manchas, veía elevarse la cruz consoladora. Yo había sido condenado por el arco iris. La dicha era mi fatalidad, mi remordimiento, mi gusano: mi vida sería siempre demasiado inmensa para hacerla devota de la fuerza y de la belleza”

Una temporada en el infierno.
Delirios, Hambre. Arthur Rimbaud

sin crédito

Anuncios
Entrada destacada

 

*Yo no entraba en ti buscando poesía,
ni extraños frutos, ni paraíso, ni
manifestación. No tenía la menor idea
de lo que era una epifanía 0 un dejarse,
un caer. Entraba buscándote a ti.
La carne que me diste vino sola,
no pedida, como pulpa de Dios. Pero entonces
-yo no pedía nada, yo no sabía nada- ¿por qué
me culpo?

Eduardo Milán

Franz VIII

Me muero por hacerle cómplice de cada pensamiento que me emerge, a su lado Franz revisité aquella infancia solitaria que buscaba, la oscura… que hizo regresar al hogar, el cálido abrazo que me recurría.
Estoy en la oscuridad de su cielo,
del recuerdo de usted sentado, parecía que había estado esperándome, la distracción de su alma que vibró en un parpadeo, junto a la mía… luego
el encuentro.
Cuando me miró
y yo intente convencerle
de mirar otro sitio.

M.C.

 

 


Martyros Saryan

Martyros Saryan

Navidad 2017

 

Querido Franz, Este es un amor que no logro colocar en ningún sitio, que no tiene nombre, que sólo piensa en ser permanencia, que no tiene fecha de inicio o fin y que está al lado de todo su cuerpo porque usted ha sido esa entrada para sumarme un poco más a lo eterno, a su propia vida Franz… que nos será como el brillo de las lejanas estrellas (…)

Carta 8 a Franz.


Girl Reading a Letter, 1908. Peter Vilhelm Ilsted

Girl Reading a Letter, 1908. Peter Vilhelm

Stalker, poema

Estoy enamorada de tus ojos, mi querido amigo
son tan apasionados y luminosos
Cuando de repente se quedan mirándome,
como si hubiera en ellos un soplo divino,
puedo entenderlo todo…

The best offer

Ay Amado,
llévame
Libera mi alma
Lléname con tu amor
Libérame de los dos mundos
Si mi corazón se enfoca en otro que no es tú
Deja que el fuego me queme por dentro
Ay Amado
Llévate lo que quiero
Llévate lo que hago
Llévate lo que necesito
Llévate todo lo que me aleja de ti.

Rumi


Sii onesta – 1890
Umberto Veruda

Ven mi amor
adorémonos el uno al otro
antes de que no quede mas
“tú” o mas “yo” en esta tierra.

Rumi


Andrea Kiss

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑