hambre

“Debí viajar, distraer los encantamientos ensamblados sobre mi cerebro. Sobre el mar, que yo amaba como si él debiera limpiar mis manchas, veía elevarse la cruz consoladora. Yo había sido condenado por el arco iris. La dicha era mi fatalidad, mi remordimiento, mi gusano: mi vida sería siempre demasiado inmensa para hacerla devota de la fuerza y de la belleza”

Una temporada en el infierno.
Delirios, Hambre. Arthur Rimbaud

sin crédito

Entrada destacada

abriéndose el árbol

a Uryan Lozano

La misma tierra que marcha y nos sostiene, extraela por todas tus raíces, los pies que toquen ese relieve. Hazla sonar.

Si la estremeces y levita entonces,
siente el agua que la embriaga
y nos bendice aún.

Ten, tan sólo
un pensamiento para mí.

Era Klingsor, de Maya Castrejón


Imagen: abriéndose el árbol, Maya Castrejón
55a8b7_f2cd1815c0354326987f972776b4a07b-mv2

intuición

“…2s la facultad de construir objetos artificiales (los conceptos de la ciencia) útiles para la vida, para la intervención en la realidad, pero no una traducción adecuada de ésta. Para lo primero, no para lo último, ha surgido en la evolución. Como nos movemos en el espacio, estos objetos artificiales son de naturaleza espacial y suponen así los conceptos de la medida, del número y de la causalidad, inaplicables a lo psíquico.”

“La intuición es instintiva, o más exactamente, un desarrollo superior del instinto; se contrapone a la reflexión. Así, dice Bergson: «Se llama intuición a esta especie de simpatía intelectual mediante la que nos transportamos al interior de un objeto para coincidir en lo que tiene de único y, en consecuencia, de inexpresable»”

“La intuición no es más que la percepción interna, y el término «intuición» en Bergson puede equivaler a la tendencia para apoderarse, mediante el conocimiento, de la actividad mental en su fluir y en lo que tiene de concreto, o, de otra manera, el afán de dar una impresión vital del espíritu, lo que, naturalmente, sólo es realizable mediante la percepción directa, libre de prejuicios, de nuestros estados mentales.”

vía: https://goo.gl/pjm0Oh


Imagen: Hyunmee Lee

Hyunmee

Volviendo al café y teniendo explícitamente la conjunción de las venganzas, te acercas sutilmente a encarrilar las ventajas que ya se han establecido dentro nuestro.

Eres ese café-masculino que se ensancha antes de tocar tu rostro y tu negro cabello amoldado y tan contradictorio a los primeros recuerdos que tengo de ti. Esforzándote por verte en una belleza de a patrón, ideal y de molde. no ves lo bello que eres ya para mi, para la línea que atraviesa mi pecho y va al tuyo, forjando una línea, casi como la de los pulgares, y siendo un camino luminoso también.

De pronto

De pronto lo antiguo se precipita.
Lo antiguo cae de las nubes.
Es el rayo mismo.
El trueno es la voz de este animal enorme y extremadamente negro que se llama tormenta.
Los relámpagos saltan desde lo alto del cielo con el deseo de venir a tocar la tierra.
Pascal Quignard

Tacita Dean.  Head in the clouds

Head in the clouds

Me es hermoso el desgarro…

Me es hermoso el desgarro porque une las orillas,
nos concentra
en desdoblamos siempre para poder ser uno.
(Es un número, el uno, que traiciona
cuando finge ser punto de partida).
Necesario el desgarro,
porque renuncia a hundirse
pero ama los pozos
y nos tiende sus manos como dos hemisferios.

Andrés Neuman


Cy Twombly

Note I y II  -1967

cy 2Cy

Exilio

Ningún modo de evitar la colisión.
Tan rápido se presentan esos navíos en la niebla
Son encuentros sin aproximación
Apenas se les acaba de ver
uno está muerto.

Exilio
Victor Hugo

 

de Uryan Lozano

d

TODA el alma resumida
Cuando lenta la exhalamos
En lentos anillos de humo
Abolidos por los «otros
Testimonia algún cigarro
Ardiendo sabiamente, si
Su ceniza se separa
Del claro beso de fuego

Fragmento de Homenaje a Vasco de Gama
Stéphane Mallarmé

ayer que fuimos vainilla, té y barro.
Uryan, la línea

memoria de julio 2016

“Todo lugar de ensueño es bueno con tal de que el rincón sea oscuro y el horizonte vasto”

Exilio.
Victor Hugo


uryi 1

Eternidad

Quien a sí encadenare una alegría
malogrará la vida alada.
Pero quien la alegría besare en su aleteo
vive en el alba de la eternidad.

William Blake

——-

Tavake, Maya Castrejón

Soto-I

Blog de WordPress.com.

Subir ↑