Siento que voy alejándome, que voy saliéndome
poco a poco de esta realidad de las mañanas y las tardes
y voy entrando a un mundo que estoy construyéndome
con mis deseos y mis ansiedades y todas las cosas
reprimidas que empiezan a querer salírseme
y que me empujan, casi sin darme cuenta,
en la incertidumbre, allí donde deberé quedarme sola,
donde me da miedo ir, porque sé que tendré que asumir
toda la responsabilidad del haberme dado cuenta,
del saber que no todo es aire y agua y pan y leche
y que hay algo más que nos rodea, que está
en la atmósfera, que nos persigue y espera
para envolvernos en esa belleza dolorosa
que quisiéramos compartir y acercarla a los demás
pero que, al contrario, nos aleja, nos hace sentirnos
irreales, diferentes, como que acabáramos de nacer
a un mundo que no conocimos hasta entonces o como
que hubiésemos llegado de la estrella más cercana
o de la más lejana y estamos abiertos totalmente
a las hojas, al ruido, sintiendo derramarse la vida,
sintiendo que nos acercamos a ésa, la verdadera
realidad, aunque todos crean lo contrario
y nosotros no podamos explicárselo.

Gioconda Belli

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: